Retratos de líderes de organizaciones apoyadas por FOS: Fatima Muriel – Tejedoras de Vida

Fátima Muriel – Presidenta Alianza de Mujeres Tejedoras de Vida

Mocoa, Putumayo

Hablar de Fátima Muriel es hablar de un gran amor: el trabajo con las mujeres de Putumayo. Esta docente de profesión, hoy Presidenta de la Alianza de Mujeres Tejedoras de Vida, ha dedicado su vida a la denuncia de las violaciones sistemáticas de los Derechos Humanos en un departamento en el que se vivieron ”todas las guerras”: el Plan Colombia, la ofensiva y el dominio territorial de las FARC, las masacres y desapariciones de los grupos paramilitares, el auge de la economía cocalera o el abandono estatal. Una guerra donde las mujeres se llevaron la peor parte. Víctimas de todo tipo de vejaciones y utilizadas como arma de guerra, las mujeres en cambio, resistieron y defendieron la vida en sus múltiples formas. La preocupación por la situación que atravesaban las niñas y mujeres en la región, fue la chispa que encendió en Fátima Muriel la necesidad de organizarse junto con otras lideresas, para la creación de una red de protección desde la que defender los derechos de la mujer y reconstruir el tejido social.

Sus más de 40 años de trabajo como supervisora de educación le permitieron conocer de primera mano la realidad socio-económica del departamento, la feminización de la pobreza y las múltiples violaciones a los derechos humanos en el marco del conflicto. Acompañó y apoyó a los docentes de las comunidades rurales víctimas del desplazamiento o la violencia, se enfrentó a las FARC para frenar el reclutamiento forzado de niños y niñas en las escuelas, acompañó a las madres en la búsqueda de sus hijos y esposos desaparecidos por los grupos paramilitares, y presenció asesinatos de docentes y líderes juzgados como informantes. En medio de tanta destrucción, las mujeres campesinas la convencieron de la capacidad de resiliencia de las mujeres, que aún en las circunstancias más adversas, eran capaces de reconstruir el tejido social de sus comunidades. Así, nacía en 2005, ”Tejedoras de Vida”, una alianza desde la que conectar, unir y empoderar social, política y económicamente a las mujeres y sus organizaciones.

Actualmente, la Alianza está conformada por 137 organizaciones de mujeres de diversa índole – artesanas, productivas, ambientalistas, campesinas, indígenas y afro, entre otras – y más de 1700 lideresas repartidas por todo el departamento. Han concentrado su lucha en tres grandes líneas estratégicas de trabajo, desde las que trabajar en la defensa de los derechos humanos y la construcción de paz, la participación política de la mujer y su empoderamiento y autonomía económica. Entre sus grandes logros, Fátima destaca la construcción de la primera Política Pública para la Equidad e Igualdad de Género del Putumayo, con un ejercicio participativo sin precedentes en la región, 25 mesas de trabajo y la participación de más de 2500 mujeres en su diseño y elaboración. Un esfuerzo, que fue en gran medida posible gracias al apoyo del Fondo Sueco-Noruego de cooperación con la sociedad civil – FOS y la Gobernación del Putumayo.

Fátima afirma, que en su trabajo como lideresa entrega lo mejor de sí para ayudar a las mujeres. Sin embargo, no deja de ser un trabajo que conlleva mucho riesgo, especialmente con el momento actual que viven muchas regiones de Colombia. ”El no contar con un respaldo a nivel nacional para el trabajo en Derechos Humanos nos debilita y preocupa a muchas organizaciones sociales en territorio. El ejercicio de liderazgo debe realizarse sin que nos cueste la vida en ello”. Sean cuáles sean los nuevos desafíos que enfrenten en el post-conflicto, afirma que no se rendirán y seguirán trabajando por una paz inclusiva y la defensa del territorio.

Leer mas sobre el proyecto apoyado por FOS de la Alianza Departamental de Tejedoras de Vida del Putumayo